Parque nacional Ordesa y Monte Perdido

El parque nacional Ordesa se ubica en los altos valles del Pirineo Aragonés, en la provincia de Huesca, al norte de España. De gran belleza natural y paisajística, el parque nacional brinda a sus visitantes un espacio ideal para actividades al aire libre, turismo de aventura, caminatas y la oportunidad de conocer las tradiciones y costumbres de los poblados cercanos de ambiente medieval, apenas tocados por el paso del tiempo.

Domina el paisaje el majestuoso Monte Perdido, de 3.355 metros de altura, de donde surgen los valles de Ordesa, Pineta, Escuarín, Añisclo y Bujaruelo. Es una zona de grandes contrastes en el paisaje, con zonas áridas en las cumbres provocadas por el clima y el deshielo, y la abundancia de flora y fauna de sus valles, rodeados de bosques, ríos y cascadas.

El parque nacional Ordesa cuenta con infraestructura turística necesaria para pasar unos días de descanso en convivencia con la naturaleza. Existe una gran variedad de alojamientos según gustos o presupuesto, que va desde hoteles lujosos o bungalows, hasta albergues modestos o zonas de camping.

Qué hacer en Ordesa

Una de las actividades obligadas para los visitantes, es el senderismo. El parque cuenta con una gran variedad de rutas con distintos grados de dificultad, donde podrá convivir con la naturaleza, admirar los paisajes y visitar algunos poblados cercanos. Los amantes de la aventura podrán practicar alpinismo, equitación, recorridos en 4×4, parapente, barranquismo, paseos en canoa, rafting y muchas actividades más.

Para quienes gustan de la cultura, existen varias joyas históricas y arquitectónicas cercanas como:

  • Monasterio de San Juan de la Peña → Cuna del reino de Aragón, abarca una extensa cronología que inicia en el siglo X.
  • Municipio de Jaca → Su catedral alberga uno de los más importantes museos románticos. Su ciudadela, también conocida como Castillo de San Pedro, construido para defensa de Felipe II es uno de los monumentos históricos más valiosos de la comarca.
  • Ruta romántica del Serrablo → En la que se visitan varias iglesias de estilo romántico de la zona.

Entre los museos que se pueden visitar se encuentra el Museo Cárcel de Broto, antigua prisión de la Edad Media, en donde aún se aprecian los grabados hechos por los mismos presos, y el Museo etnológico de Torla-Ordesa, para conocer un poco más sobre los habitantes de la zona a través de los siglos.

La gran variedad de ambientes dentro de la zona proporciona una gran riqueza en cuanto a flora y fauna. El elemento más característico de la fauna del lugar es el ave quebrantahuesos; rapaz de gran tamaño que puede alcanzar los 2.80 metros. Es común observarla desde cualquiera de los miradores ubicados en el parque.

Ordesa y Monte Perdido es el lugar ideal para cualquier amante de la naturaleza que disfrute de admirar los más bellos y variados paisajes.

Posted on Categories Viajes